El Instituto Tecnológico de Canarias, centro público de I+D del Gobierno canario, cierra el año con un balance de siete nuevos proyectos de investigación e innovación aprobados en el marco europeo, el incremento de colaboraciones con empresas y corporaciones de las Islas en áreas de especialización tecnológica y la captación de 1,4 millones de euros de fondos FEDER para reforzar su equipamiento e infraestructuras de I+D en biotecnología azul.

 

Como órgano instrumental del Ejecutivo canario, el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) es un agente clave para la ejecución de las políticas regionales de promoción de la investigación, la tecnología y la innovación, siendo uno de los principales exponentes de la capitalización de la I+D+i en el Archipiélago con el objetivo de liderar la diversificación de la economía canaria hacia sectores estratégicos de desarrollo.

 

Adscrito a la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento que dirige Pedro Ortega y con Gabriel Megías -gerente- al frente de la organización, el ITC cierra el 2018 con un balance positivo marcado por el crecimiento de su actividad en áreas tecnológicas de alta especialización, gracias a la financiación de nuevos proyectos aprobados en convocatorias de ayudas en régimen de concurrencia competitiva y el incremento de las actuaciones desarrolladas con inversión pública y privada, en calidad de aliado y socio tecnológico.

 

Las iniciativas que han obtenido financiación de programas europeos este último año, con el ITC como socio, son EERES4WATER, de investigación en materia de energía aplicada al ciclo integral del agua, con 2,3 millones de euros concedidos a través de Interreg Atlantic Area; FORWARD, red de investigación de excelencia de las regiones ultraperiféricas (RUP) de la Unión Europea, con 4,2 millones de euros subvencionados en el marco del eje “Ciencia con y para la Sociedad” de Horizonte 2020; RESOR, sobre ahorro y eficiencia energética e impulso a las renovables, con 1,4 millones de euros a través de Interreg Europe; YENESIS, red de empleo juvenil para la sostenibilidad energética en islas, con 2,3 millones de euros de subvención a través del mecanismo financiero del Espacio Económico Europeo EEA y Norway Grants; MESfIA, programa de maestría sobre recursos energéticos en sistemas de energía aislados, financiado con 951.000 euros por Erasmus+; Smart-BEEjS, iniciativa de apoyo a la carrera investigadora dentro del programa Marie Sklodowska-Curie Actions; y Nano-Verteb, sobre nanotecnología aplicada en el ámbito de la medicina regenerativa, en el marco de la convocatoria ERA-NET Cofund EuroNanoMed III.

 

Accede aquí al artículo completo en la web de EnergyHub.es