Roberto San José dando su charla en el recinto ferial de la capital, INFECAR

Roberto San José comenzó en 2011 a conducir un taxi eléctrico, lo que le convirtió en el primero de España en apostar por una modalidad que solo le ha proporcionado ventajas, al reducir en un 75 por ciento sus gastos de taller y combustible. Estima el ahorro, incluyendo la compra del coche, cerca de un 25 %. 

 

 

El taxista vallisoletano desgranó en el II Salón del Vehículo Eléctrico el ahorro que ha tenido desde que apostó por un Nissan Leaf con el que lleva gastados 36.000 euros, incluida su compra, frente a los 47.600 que hubiera desembolsado con un coche convencional.

 

Su charla generó expectación en el recinto ferial INFECAR, especialmente entre los profesionales del sector que querían conocer los beneficios que proporcionan estos vehículos. A parte del ahorro, habló del escaso mantenimiento que necesitan: "El vehículo eléctrico casi no pilla un taller, explicó, porque no tiene caja de cambios, ni embrague, no hay que cambiar la correa de distribución, ni el aceite, ni el filtro..."

 

Lee la noticia completa en la página de RadioTelevisiónCanaria - RTVC.es